Crítica “Un monstruo viene a verme” (2016) – J. A. Bayona (CON SPOILERS)

Procedo a comentar una de las películas más destacables en lo que llevamos de año, “Un Monstruo Viene A Verme”, lo nuevo de Juan Antonio Bayona, director de películas muy destacadas, como “Lo Imposible” o “El orfanato”.

http://www.filmaffinity.com/es/film269350.html

 

Pero antes que todo aprovecharé para, como no, hablar de la tan esperada XI Fiesta del Cine que tuvo lugar los días lunes 24, martes 25 y miércoles 26 de octubre, en los que se nos ofreció la oportunidad de disfrutar de las proyecciones de cine en las salas del país por 2,90€. Lo mejor de todo es que esta Fiesta superó su récord de asistencia con 2.598.958 espectadores durante sus 3 días de promoción. Increíble y esperanzador para el país, en el que supuestamente estaba “muriendo” el cine. Estos hechos dan un patada en la boca a todos esos críticos de cine que categorizan al espectador español de una forma reacia hacia el séptimo arte. EL CINE SIGUE VIVO. Y para los que, desgraciadamente, se perdieron esta oportunidad, les proporciono información, con tal de no dejar escapar la oportunidad el año que viene. Adjunto, pues, un enlace con un poquito más de detalle: http://www.lovevalencia.com/vuelve-la-fiesta-del-cine.html

http://zaragenda.com/la-fiesta-del-cine/

Procedo, ahora sí, a comentar esta nueva pieza que nos proporciona el director español J. A. Bayona.

El film gira sobre Conor O´Malley (Lewis MacDougall), un chico que a sus 13 años, tras la separación de sus padres y la grave enfermedad que padece su madre (Felicity Jones), se ve obligado a tomar las riendas de su hogar. Además, debido al acoso escolar que sufre en el colegio, crea un mundo de fantasía plagado de criaturas maravillosas, que le permite escapar de su rutina y superar sus miedos, ya que incluso en su propio ambiente familiar, tiene que enfrentarse con la visión de su fría y calculadora abuela (Sigourney Weaver). La trama comienza a dar forma cuando a medianoche, a través de la ventana de su habitación, Connor divisa un tejo, un viejo árbol que lleva en pie miles de años, y en el momento menos inesperado posible, el protagonista se encuentra con un monstruo con la forma del tejo (Liam Neeson) a través del cristal. Pero no se trata realmente de la aterradora criatura que él esperaba; la que aparece en la pesadilla que tiene casi todas las noches desde que su madre empezó el duro e inacabable tratamiento contra el cáncer, sino que es un monstruo muy diferente, el cual quiere lo que más hiere y asusta a Connor: la verdad. Toda la película gira en torno al camino que debe recorrer este increíble árbol monstruoso con tal de ayudar a Connor a aceptar sus problemas y a admitir la verdad que tanto quiere ocultar.

http://www.ioncinema.com/news/annual-top-films-lists/top-100-most-anticipated-foreign-films-of-2016-7-juan-antonio-bayona-a-monster-calls

 

http://prettybooks.tumblr.com/post/7239442197

Cabe destacar, primeramente, que la obra está inspirada en el libro original de Patrick Ness: “A Monster Calls”, autor que además se encargó de escribir el guión de la película en 2013, y llegó a estar 2 años en la Black List, el lugar donde se encuentran todos los guiones de obras cinematográficas ambiociosas que ningún director se atreve a llevar a la gran pantalla, hasta que Bayona dio el paso en 2015.

 

La psicología de los personajes

Comenzando a analizar ya la película, algo interesante que podemos encontrar es el patrón que sigue J. A. Bayona con la temática del film, el cual la convierte en trilogía, siguiendo a “El Orfanato” y “Lo Imposible”, pues el propio Bayona ha explicado que las tres películas inciden y reflejan las relaciones maternofiliares, haciendo de estas en conjunto, una trilogía madre-hijo. Y es que durante toda la película encontramos la presencia de esa relación madre-hijo, como tal vez la más influyente de todas en su totalidad. Podemos ver como la madre de Connor, (papel interpretado por Felicity Jones, actriz de “La Teoría del Todo”), tiende a querer proteger a su hijo ante todo y a ser demasiado suave con él, cosa que se nos muestra durante sus escenas juntos, en las que nunca hay un cambio de personalidad de la madre, que se muestra siempre de forma pasiva e incluso se siente culpable por el obvio dolor de Connor, a lo que se disculpa con él. Por esto podemos analizar este mal comportamiento por parte de la madre que, aunque sea dado con unas claras buenas intenciones, acaban afectando de forma negativa a la visión y comportamiento de Connor, pues le pinta en casa un mundo tranquilo en el que Connor puede ser él mismo y conseguir lo que quiere.

Pero cuando Connor sale al mundo exterior y se encuentra separado de su madre, se encuentra indefenso y forja, a través de esto, una personalidad fuerte, que solamente puede dejar ver en su mundo tranquilo, su casa, por lo que se crea en él un papel más activo y agresivo que el de su madre y, de alguna forma, se siente obligado a tomar las responsabilidades del hogar. Además, la existente enfermedad de la madre conlleva un papel muy importante en la trama, pues refuerza ese comportamiento pasivo y delicado de ella, y refuerza también la creencia de Connor a pensar que tiene que tomar él la responsabilidad de cuidarse a él mismo y a su madre, además partiendo de la existencia de la enfermedad de la madre, con las recurrentes pesadillas de Connor en las que deja morir a su madre no consiguiendo aguantarla y dejándola caer en un acantilado, se nos deja ver que Connor sabe desde un primer momento la posición en la que se encuentra ella pero la cual no quiere aceptar: el camino hacia la muerte.
Connor sabe desde un primer momento que su madre está muriendo pero no quiere aceptarlo porque la sorprendente realidad de la película es que realmente la quiere muerta, y la quiere muerta porque siente que le supone demasiada responsabilidad y se siente cansado, pues cabe recordar que al fin y al cabo, Connor tiene trece años (hecho que se reforjó construyendo los edificios en dimensiones mucho más grandes, para que este se viera más pequeño, más niño) y el nivel de madurez con el que se nos muestra en la película no es frecuente en la realidad, es por esto que esa madurez forjada, de manera prácticamente obligada, en Connor lo lleva a estar cansado por haberla conseguido en una edad demasiado temprana y no estar realmente preparado para tal nivel de responsabilidad y estrés. Por eso Connor no quiere aceptar la lenta muerte de su madre, pues no es consciente de la madurez obligada que tuvo que forjar pero se siente cansado, y se siente culpable y malo al querer a su madre muerta. Además la muerte de su madre le supondría el fin de su papel como controlador del hogar, pues ya no habría ninguna figura externa a la que cuidar y tendría que irse a vivir con su abuela (papel interpretado por Sigourney Weaver, la cual se hizo digna de mi admiración en “Plegarias Para Bobby”, un film muy recomendado), figura que toma de manera negativa pues ella sí le impone reglas y le quita ese mandato y poder que únicamente tenía en su hogar.

http://www.culturaenserie.com/un-monstruo-viene-a-verme-una-historia-apasionante-que-no-te-dejara-indiferente.html
http://lecturaspalomiteras.blogspot.com/2016/10/un-monstruo-viene-verme.html

Quiero resaltar también el papel del padre de Connor en la película, el cual me pareció muy soso, y es que para el pedazo de actor que es Toby Kebbell (lo cual nos demostró en Black Mirror, serie totalmente recomendada y sobre la cual hablaré mas adelante en el blog) me pareció que su participación en el film se quedó muy corta a la altura del actor. Por esto entiendo que tal vez es esa imagen justamente la que se quería dar a entender pues vemos como en la trama su padre puede aportarle más compañía y acercarse más a él si de verdad quisiese, pero no lo hace tal vez porque ve su matrimonio con la madre de Connor como algo erróneo que prefiere no recordar demasiado y Connor le supone un recordatorio en gran cantidad. Remarco el “tal vez” porque en esto puedo estar equivocado ya que, como he dicho, la intervención del padre en la trama es mínima y eso me supone un problema en la psicoanalización del padre pero no en la de Connor, pues sacamos de esta relación padre-hijo, el reforzamiento del pensamiento de Connor hacia su madre, pues es claro el deseo de Connor de irse a vivir con su padre para escapar de la responsabilidad que le supone el estar pendiente de su madre.

La fantasía y la animación

Me adentro ahora en la fantasía presente en la película y es que durante una gran parte del film, por no decir durante todo el film en sí, hay elementos fantásticos que hacen parecer la película como fantástica (que lo es) pero hay mucho más allá de la fantasía que se proyecta, pues más allá de esta, más allá de los cuentos del árbol hay enseñanzas, moralejas y sobre todo, metáforas.

Una de las cosas que más le gustaba a Bayona del libro es el homenaje que rinde al arte de contar historias. Él mismo es un aficionado al dibujo y reflejó eso durante toda la película, ya que tanto Connor como su madre son grandes artistas y tienen una gran imaginación, pero lo que más destacamos aquí en cuanto al dibujo son las escenas de los pequeños cuentos que le relata el árbol al protagonista, reflejando en estos hechos de la vida real de Connor.

En ellos se puede comparar al padre de Connor con el rey que muere (que parece en un principio asesinado por la reina malvada), pues el padre de Connor parece ser siempre despreciado por su abuela y se aleja de casa = prácticamente “muere” como padre para Connor; a la abuela de Connor con la reina (que parece malvada pero al final no lo es tanto ya que aunque sí quería reinar con fines malvados, ella no mató al rey), así pues podemos compararlo con las actitudes de la abuela de Connor, que parece desde un principio la típica abuela estrecha y mandamás que quiere tomar el control y poner límites a todo, pero que al final muestra que lo hace porque no sabe cómo hacerlo bien y no porque tenga realmente esa ansia de sentirse mandona, nos deja ver pues que quiere mejorar porque sabe que tiene ese problema y le pide ayuda a Connor, algo que hace que la psicología de este personaje sea, aunque de poca importancia, fascinante, pues va y quien menos nos esperábamos le pide ayuda a un niño, algo muy raro en personas mayores que ven a los más pequeños como inmaduros por lo que no les dan ni la oportunidad de hablar.

Y por último, tenemos la comparación del príncipe con el mismo Connor, pues el príncipe parece el típico héroe de toda historia que quiere salvar a una princesa y dañar a la reina malvada pero se nos deja ver que no es así, que es el príncipe el que mata a la princesa con tal de formar un complot y hacer creer al pueblo que fue la reina y así éste poder gobernar. ¿Os suena de algo? Exacto, Connor.

Connor, como ya hemos dicho, quiere a su madre muerta para poder sentirse libre de responsabilidades y también desea el ser libre de los límites de su abuela, por lo que la desafía en muchas ocasiones y cuesiona sus mandatos. A mí este cuento en particular me sorprendió muchísimo porque me dio una mala primera impresión, lo vi como el típico cuento machista en el que se destaca la bondad del hombre que tiene que salvar a una princesa sumisa de una reina malvada y egoísta, pero el ver que no era así y que daba un giro rompiendo con el patrón de típico cine fantástico me agradó muchísimo.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/ocio-y-cultura/monstruo-viene-a-verme-estudio-animacion-barcelona-5457485

La psicología, en conclusión, de Connor

Ya, por último, procedo a analizar la psicología final de Connor y la solución que da la película. Como ya hemos dicho, Connor tiene miedo a aceptar la verdad, esa verdad es que quiere muerta a su madre y solamente es capaz de aceptarlo en los últimos minutos de la película, cuando su peor pesadilla se hace realidad y él mismo admite que ha dejado caer a su madre en el acantilado porque no podía más, que se siente culpable porque la ha matado, ya que podría haberla salvado, pero no quería. Él mismo admite entonces su verdad y solo así el monstruo completa su misión, consigue que Connor le cuente la última historia: su historia, su verdad.

Así pues Connor consigue volver al hospital y aceptar la muerte de su madre, por lo que se nos da a entender que es necesario romper con ciertas aspectos en las relaciones de familia que no son realmente beneficiosos. Algo realmente precioso durante esta última escena madre-hijo es que la madre consigue mirar hacia arriba detrás de Connor como si fuera capaz de ver al monstruo que ha ayudado a su hijo a aceptarse a sí mismo pero es algo realmente metafórico puesto que el monstruo es únicamente una proyección imaginaria de Connor, lo que se nos da a entender es que la madre entiende que Connor ha conseguida arreglar ese problema que ella también sabía que existía. Algo interesante que también se nos da a entender es que, cuando muere la madre y Connor se va a vivir con su abuela (la cual le organiza la habitación con un gran amor e intentando conseguir la esencia del niño), él encuentra el diario de su madre encima de la mesilla y en él están dibujados los personajes de los cuentos que le contó el árbol y en la última página, ella. Se nos da a entender pues que su madre también tuvo ese problema, que también fue niña y su mente también creo un monstruo que le ayudó a aceptar las cosas, a aceptar el crecimiento, a aceptar el cambio y la vida.

http://www.lavanguardia.com/cine/20161007/41819114316/imaginacion-nino-un-monstruo-viene-a-verme-bayona.html

Realmente el monstruo no existe, ni ha existido. El monstruo es Connor, o una parte de él. Igual que lo fue para su madre. Únicamente existe en sus mentes. Así pues, el mensaje final de la película es la auto superación, la auto ayuda.


A mí, personalmente, el film me ha fascinado. Debo admitir que fui a ver la película con expectativas bajas y con pocas ganas de aportarle ganancias a lo que a mí me pareció primeramente puro cine comercial, pues hay más películas del estilo de las que no se ha hablado tanto, como por ejemplo “Mi amigo el gigante” de Steven Spielberg (estrenada este mismo año), película que espero ver pronto y analizar por aquí, si realmente encuentro interesante.

http://konexion.com.mx/review-buen-amigo-gigante/

Pero realmente la película me dio mucho en lo que pensar y me recordó mucho a un viejo amigo que me trajo mucha nostalgia y que seguramente todos conoceremos…

http://festivales.buenosaires.gob.ar/2016/bafici/es/pelicula/5/el-gigante-de-hierro

 

En definitiva, “Un monstruo viene a verme” me ha parecido una estupenda obra cinematográfica que consigue ir mucho más allá de la mera imagen, del mero sonido o de la mera parte comercial detrás del cine. Consigue abrir la mente. Consigue cultivar imaginación en los más pequeños e invita a los más mayores a reflexionar sobre sus metáforas.

http://www.eldiario.es/cultura/cine/monstruo-asalta-lagrimas-publico-donostiarra_0_560994953.html

El film funciona como un reloj que maneja bien todos y cada uno de sus elementos, aunque jugándose el oro en un tercer acto que podría ser acusado de lacrimógeno, aunque resulte lógico y formalmente pulido.

Por esto, “Un monstruo viene a verme” es, por encima de todo, una bella historia que trasciende formatos y disciplinas. Es un libro ilustrado, un film de fantasía, una historia de madres e hijos y del poder de narrar. Uno de esos ejemplos que demuestran que los fenómenos, editoriales o cinematográficos, pueden tener sus raíces en fundamentos tan emocionantes como sólidos. Y sobre todo, un claro ejemplo de auto ayuda y superación.

http://www.europapress.es/cultura/cine-00128/noticia-monstruo-viene-verme-mantiene-lider-taquilla-20161017124130.html

Un monstruo viene a verme” supone crecer, igual que le pasa al protagonista del filme. Y, cuidado, que ya lo advierte Bayona en el prólogo de la novela: “Crecer da miedo. Mucho miedo”.

Adjunto el trailer (en español) de la película: https://youtu.be/1-fubC9JN50

Anuncios